Enfocar LOUISE DE VILMORIN | El final de los Villavide
Enfocar LOUISE DE VILMORIN | El final de los Villavide
Enfocar LOUISE DE VILMORIN | El final de los Villavide
Enfocar LOUISE DE VILMORIN | El final de los Villavide
Enfocar LOUISE DE VILMORIN | El final de los Villavide

LOUISE DE VILMORIN | El final de los Villavide

€15.90

Los duques de Villavide lo tienen todo menos descendencia. Ante el inminente final, el duque tomará una decisión incomprensible para asegurarse un heredero.

En su dorada vejez, el duque y la duquesa de Villavide lo tienen todo para ser felices: disfrutan de su mutua compañía, no conocen apuros económicos, viven en una espléndida propiedad y gozan del aprecio de amigos y vecinos.

Sin embargo, no dejar descendientes, ser el “último de los Villavide”, hace que el duque manifieste un comportamiento cada vez más extraño. Cuando por fin pase de la melancolía a la acción, será para asegurarse un heredero, pero ¿a qué precio?

La segunda novela de Louise de Vilmorin, publicada en 1937 y que escandalizó a la crítica que vio en ella una sátira de la aristocracia francesa, es en realidad una reflexión más profunda en la que un creador se ve mejor representado y defendido por sus obras que por sus hijos. Este moderno cuento de hadas nos habla de un mundo en el que nunca pensamos: el mundo de los objetos.

Louise de Vilmorin, nacida en el seno de una destacada familia de botánicos, en su juventud fue novia de Antoine de Saint-Exúpery. Casada y divorciada en dos ocasiones, fue también amante de André Malraux y de una sucesión de príncipes. En 1947 conoció a Coco Chanel, de quien una década más tarde escribiría sus «Mémoires» de Coco. Francis Poulenc puso música a sus poemas «Fiançailles pour rire» (1939). Vilmorin escribió para cine, notablemente los diálogos de «Les Amants» de Louis Malle. Alentada a incursionar en la ficción por Malraux, se dio a conocer con la novela «Sainte Unefois» (1934) y alcanzó la celebridad con su novela «Madame de» (1951) llevada al cine por Max Ophüls. En la práctica de la escritura, Vilmorin privilegiaba el uso de figuras retóricas, holorrimas y palíndromos, de los que dejó una importante y elaborada colección. Este interés por la materialidad de la lengua se revela asimismo en el protagonismo que los objetos asumen en sus ficciones.

LOUISE DE VILMORIN | El final de los Villavide

LOUISE DE VILMORIN | El final de los Villavide

€15.90