DAN MARSHALL | Arde tu casa

DAN MARSHALL | Arde tu casa

Precio habitual €23.00 Oferta

Hay desgracias que sólo se pueden combatir con la risa. 

“Mi padre era un empresario de éxito que corría maratones. Ahora no puede ni moverse y le tengo que lavar las pelotas todas las mañanas. Mi madre era una fuerza de la naturaleza que nos mantenía unidos a todos con su amor. Ahora tiene cáncer y se pasea por casa en bata comiendo yogures. Mi hermana Tiffany trabajaba y estudiaba a la vez. Ahora ha perdido los nervios y empieza a plantearse si la religión es la respuesta. Mi hermano Greg era feliz, acababa de salir del armario y conocía a alguien interesante cada noche. Ahora lleva doce meses sin follar. Mi hermana Chelsea era una niña prodigio. Ahora pensamos que quizás es autista. Mi hermana Jessica era una adolescente con una gran sensibilidad. Ahora quiere fugarse con su entrenador de lacrosse, un mormón 25 años mayor que ella. Yo tenía un gran trabajo en Los Ángeles y una novia increíble. Ahora duermo en el sótano de casa de mis padres, entre pises de gato. Arde mi casa y yo me río de todo. ¿Qué harías tú?”

Dan Marshall nació en 1982 y creció en Salt Lake City, Utah. Estudió en UC Berkeley y después trabajó en el departamento de comunicación de una empresa de Los Ángeles. A los veinticinco años, su vida dio un giro: se vio obligado a dejar ese trabajo para volver a su casa a cuidar a sus padres. Fue en ese periodo cuando empezó a escribir sobre las aventuras trágicas, y que de algún modo él supo ver cómicas hasta la carcajadas, que había vivido y que estaba viviendo. De ahí salió la maravilla de libro que ahora el lector tiene en sus manos: Arde tu casa. Después de aquella etapa, Marshall volvió a Los Ángeles, donde estudió escritura de guiones y encontró su hueco en Hollywood escribiendo comedia. Uno de los guiones que le encargaron fue el de su propio libro, cuya adaptación dirigirá Jonathan Levine y protagonizará Miles Telles, la estrella de filmes como Whiplash. De todo aquel episodio familiar nefasto, salió su verdadera vocación.