CHUCK KLOSTERMAN | El sombrero del malo
CHUCK KLOSTERMAN | El sombrero del malo
CHUCK KLOSTERMAN | El sombrero del malo
CHUCK KLOSTERMAN | El sombrero del malo
CHUCK KLOSTERMAN | El sombrero del malo
CHUCK KLOSTERMAN | El sombrero del malo

CHUCK KLOSTERMAN | El sombrero del malo

Precio habitual €17.95 Oferta

Un libro estimulante y divertido sobre el mayor enigma de todos los tiempos: por qué somos malos.

«Entreteje anécdotas notables, interesantes análisis culturales y sugerentes observaciones morales en una perspicaz aproximación a nuestra historia de amor con el antihéroe».
New York Magazine

Con su característico estilo socarrón y multirreferencial, que le convierte en el único autor capaz de saltar elegantemente de Metallica a Maquiavelo en apenas un par de párrafos, Chuck Klosterman aborda en esta ocasión el papel de los villanos (reales e imaginarios) en la cultura popular contemporánea y nuestra relación de amor/odio con los antihéroes, revelando lo inconsistentes, impredecibles y sorprendentemente elásticos que pueden llegar a ser nuestros conceptos del bien y del mal.

¿Qué es lo que convierte a un individuo en villano a ojos del público? ¿Por qué seguimos admirando a ciertas personas a pesar de que hayan demostrado ser mucho peores que otras a las que detestamos? ¿Cuándo deja de ser villano un villano? ¿Por qué determinados rasgos admirados en la ficción nos resultan repulsivos en la vida real? ¿Es lícito odiar a los Eagles? ¿Es perjudicial Kanye West para el mundo? ¿Fue Seinfeld la comedia más psicopática jamás creada?
Morris Day y Prince, Muhammad Ali y Joe Frazier, Walter White y Stringer Bell, Batman y Bernhard Goetz, Aleister Crowley y Ozzy Osbourne, Maquiavelo y Julian Assange, Bill Clinton y Perez Hilton, Ice Cube y Lars von Trier, O. J. Simpson y Kareem Abdul-Jabbar, Slavoj Žižek y Jerry Seinfeld, Kanye West y LeBron James, Bob Dylan y el inevitable Adolf Hitler son sólo algunos de los muchos personajes que se pasean por las páginas de El sombrero del malo en un divertido viaje al corazón de las tinieblas de la cultura popular contemporánea».